Adiós ala Maraboleza

Se acabo la miel del mundo, las agujas se me quedaron encajadas en la garganta
Y te he mirado partirme como un rayo, lanzándome al vació y sin bacilar
Maraboleza, la sutileza tan confortable que tienes para verme alucinar

Te cansaste de la cruel costumbre que es mí, grasoso amor
Mi afeitada alma, se arrastro por lugares y se enveneno de alcohol
Y aun no me has enseñado a caminar…

¿De que me sirve buscar?
Si en todas las mujeres existe una Maraboleza, buscando grandeza
Que fantasean a un príncipe de hermoso rostro
Cuando no soy mas que un anglicismo reducido por la apostrofe

Soy la mierda que pisaste un día por accidente
Y se que es el momento, atento, completo y no pretendo, seguir contento, por el segmento en que me resbalo de mi asiento, no completo, ya no me tiento a buscar a tu perro “toto”, pasemos al siguiente acto

Adiós ala Maraboleza, y pensemos en ahogar la tristeza
Terminare diciendo que, espero agotar mi respirar
No vale la pena vivir, si ala Maraboleza no se le oye cantar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: