Ausencia permanente reflexionada a las 2 AM

¿que tanto sentido puede tener estar ausente de si mismo? Cada paso que doy es un paso ajeno, en direcciones que no conozco y que ni siquiera puedo predecir. Hay desilusión en mis pasos, pesadez en mi manera de caminar; arrastro los pies, tengo la vista perdida en el infinito, la misma canción alegre y pegajosa se repite una y otra vez en mi cabeza, una y otra vez en mis grandes audífonos plateados. Estar ausente de ti mismo te permite valorar la situación con objetividad, pero, ¿puede uno objetivamente diagnosticarse auto-ausencia? ¿cuando te sientes ausente, en realidad lo estás, o solo crees estarlo?
La ausencia es no estar. Incluso estar ausente destruye esa ausencia; simplemente no estar, creerlo.
En mi colonia hay unos veladores nuevos autoproclamados, pasan a las 2 de la mañana -ahora- con un silbato insoportable, recordándome donde estoy; en mi cama, seguro. ¿seguro que estás seguro?
no. maldito silbato reflexivo (¿reflexionante? A esta hora las palabras deben de ser descriptivas, no descriptosas….).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: