Días falsos, sin sentido.

30 de noviembre: último día real del año. Odio encarnado en sendas nubes crujiendo el cielo, falsas esperanzas reclamando atención. Tiempo perdido, tiempo quemado a favor de la comodidad, de la droga del bienestar, un ciclo entero perdido. ¿Logros anuales? Veamos:
Perder el trauma español (por fin) aceptar mis raíces y mis modelos; lograr una auto-imagen no destructiva, pero creer más en que la autodestrucción es la base del placer; aceptar la autodestrucción como una forma de vida, renegar la culpa, destruir la modestia.
¿Logros? ¿Desde el punto de vista de quién?
Hoy ultimo día del año, declaro que mando ala chingada todo hasta que comience el año que sigue, el 6 de enero, el final de vacaciones. Y nada me importará, ni la escuela, ni mi vida, ni la vida de los demás, solo quiero acabar este ciclo ya muerto y regresar a mi vida renovado, con nuevas ilusiones huecas y razones de vida maquilladas una vez más.
Solo quiero que estos 30 días falsos se acaben pronto… treinta días que a nadie le importan, que todos viven con urgencia y tan solo porque TIENEN que vivirlos. A nadie le gusta diciembre, al grado de que todas las celebraciones fueron puestas en él para aligerarlo.
El 30 de noviembre, se acabo el año. El resto es solo paja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: