Odio el fútbol

“Once chicas decididas a llegar con el balón hasta el fondo de las mallas en el marco del amor”
Tema principal de Las Ibéricas F.C.

Les voy a confesar un secreto: odio el fútbol. Sí, como lo oyen, no lo soporto. Presupongo que alguno de ustedes estarán pensando, tras leer esa afirmación que debo ser un tipo raro, que debo ir de intelectualoide, o algo por el estilo. Nada más lejos de la verdad.
A medida que han ido pasando los años, ha dejado de ser un deporte donde veintidós tipos en pantalones cortos intentan meter un pedazo de cuerto entre los tres palos, para convertirse en un circo multimedia. El negocio está servido. Y quizás, si sólo fuera eso, un negocio más, no me importara tanto. Lo que más me repatea (nótese el juego de palabras) es que halla destronado a la religión en aquello que Marx calificó tan acertadamente como “el opio del pueblo”. Y no por motivos teológicos precisamente…

Image Hosted by ImageShack.us

Porque fútbol es no poder ni ir a comprar tabaco un domingo por la tarde sin temor a acabar
mirando medio partirdo en la tienda..y aturdido por el gordo tendero con sus gritos si en ese momento alguien marca un gol. Porque fútbol es tener que soportar, al igual que la prensa rosa, programas, programas y programas de Criticos Mongoloides (no me viene a la cabeza otro nombre) analizando cada jugada, cada estrategia, cada brizna de hierba del campo. Porque futbol es tener que quedarse en un autobús veinteminutos detenido en un semáforo, gracias a un señor guardia urbano, porque el partido acaba de acabar, y la preferencia es para los futboleros (esto que les cuento me pasó el domingo pasado, palabra de Todesengel). Porque futbol es que los “trasportes publicos“, cuando hay partido importante, alarguen su horario hasta que todos los patanes están bien recogiditos en casa, con la señora al lado, viendo las mejores jugadas en uno de los programas arriba citados (y que no tenga uno la mala suerte de encontrarse en el susodicho transporte cuando la marabunta de humanidad se avalancha hacia o desde el campo de fútbol).

Sinceramente, creo que Mexico no progresa mas por culpa del fútbol. Sino, echen cuentas de las horas que se pasan viendo balonadas. Porque los mexicanos, entre las horas de sueño, las de comidas, las de trabajo y el fútbol, creo que a duras penas deben tener quince o veinte minutos libres a la semana (a eso quítenle diez del fornifolle semanal y ya me dirán lo que les queda…). Y es que si “el fútbol es así”, Mexico es asi. A ver si me sale un hijo Ronaldinho y me retira al menos.

Una respuesta to “Odio el fútbol”

  1. Anonymous Says:

    estoy de acuerdo con tigo, cada vez que veo a gente viendo dicho
    “espectaculo” siento que …..mmmm como explicarlo….que la gente se divierte con cosas sin sentido, como jugar pong bidimensional y emocionarse a tal grado de lo ridiculo cada vez que el pixel entra por “la zona zero”…simplemente no lo entiendo, odio admitirlo pero el futbol me ha hecho perder amistades que por su fanatismo me han tachado de raro, valla. a veces no se si sentir pena, o compadecerme de tan insignifacantes seres pseudoevolucionados,bueno hay millones de cosas que he de decir pero no terminaria nunca, bueno muy buen post. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: