Leer

Leer

a luz de un farol
aprendo cosas que no deberia,
mi corazón siente el caos
y vi a la muerte como nunca la veria…
sentí su aliento,
le dí la mano,
palpé su piel…
bebí sus lagrimas, mientras leia su suicidio,
sangré su sangre y morí con ella.
aqui sigue, la muerte siempre está.
la cercania ahora me deja respirar,
estoy más tranquilo con ella a mi lado…
la vida no debe de ser tan mala al final,
pues ella sigue aqui, con nosotros…..
y le da gusto respirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: