A destiempo

– No sé que hora es- dijo- y se comió el reloj. Lo fue masticando poco a poco, saboreando la correa de plástico, imitación piel. Rompió con los incisivos la carátula de vidrio, y degustó el sabor a sangre con cristales que ahora quedaba en su boca. No le dolió en lo absoluto. Se tragó esta primera pasta, dejando para el final lo mejor: las manecillas. Las acaricio con la lengua durante largo tiempo, mientras sentía el bocado anterior bajando por su esófago y deshaciendo lo que había a su paso. Finalmente, dejó pasar las manecillas hacia su garganta y cerró los ojos, contrayendo la cara en un gesto de infinito placer. De nuevo me miró. Aún no sabía que hora era…..

3 comentarios to “A destiempo”

  1. RoSeNrOt Says:

    gran texto…pero me frustra..
    sabes porke
    … no me kiero kemar aki..
    pero…”ahi dios …de nuevolo de el reloj”…
    jojo

  2. Anonymous Says:

    Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
    »

  3. Anonymous Says:

    Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
    »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: